Podés escribir a: al.coll@yahoo.com.ar

Fiesta de la Primavera 2010

Aunque un poco más tarde, por cuestiones técnicas, llegó al fin el festejo de la Primavera y del Estudiante. La convocatoria fue en la sala Carlos Carella del teatro del Sindicato de Empleados de Comercio donde funciona nuestro CENS.
A eso de las 10, hora del recreo, bajamos al primer piso con el alumnado y el personal nuevo que estaba algo expectante pues no tenía idea de lo que iba a ocurrir.




La primera parte del acto estuvo a cargo del famoso dúo Mazzeo-Zeballos con la compañía, en este caso, del cantor solista y trabajador gráfico Pepe De Luca.
Precisamente el Pepe arrancó la actuación con la maravillosa y dura síntesis histórica que León Gieco enumera en "La memoria".



Después la inefable voz de Claudia -la de Matemática y exParodi- Mazzeo le puso su cálido sentimiento al folclore de acá, con el elegante y siempre preciso acompañamiento de la guitarra de Ariel "seisdedos" Zeballos.



El fervoroso público supo agradecer el derroche de talento. Salvo, claro está, la Salita de 4 que generalmente anda paveando y algún que otro adormecido por la hora tan temprana.




En la segunda parte se pasó a la sección de improvisaciones. Luego de haber solicitado algunos participantes voluntarios para subir al escenario y cuando se terminó de subir a empujones a los últimos, se armaron dos grupos y el público asistente eligió nombres de películas.

La primera escena fue "Rápido y furioso" con el siguiente elenco:

Oficinistas:
Ana "Sacánúmero" Tassano,
Martha "Conseguínovio" Manoukián
Cecilia "Contame" Romero

Clientes:
César Coronado Huallpa (extraviado cliente con boleta de luz en una telefónica)
Alejandro Ramos (galán primaveral sin suerte con las burócratas)
Maximiliano Carrillo (vapuleado Pantriste en su día de furia)




Se tartaba de una cotidiana escena de oficina con empleadas de actividad negativa y autoritarismo explícito y el consabido desfile de clientes con escasas posibilidades de concretar sus trámites, al menos en las primeras cinco veces.






La segunda obra de improvisación fue "Lo que el viento se llevó" y contó con un elenco estelar formado por:

Gladis Zarza - la viuda esperanzada
Sergio Díaz - el sobrino cariñoso
Pedro Astocaza Cuellar - acreedor con deudor demasiado moroso
Alberto Figueira - dueño de la funeraria "La Fiambrería"
Natalia Migueletto - empleada de escalofriante eficacia
Carlos Altamiranda - abogado con muy malas noticias









El dúo Mazzeo-Zeballos hizo el cierre musical a fuerza de chacarera.




Alimentada el alma con tanto arte derrochado procedimos a regresar a las aulas donde nos esperaban ansiosos los comestibles y bebestibles que supimos conseguir y que pronto habrían de desaparecer como por arte de voraz magia. Como podrá comprobarse en las siguientes imágenes:





También estuvo el momento de las poses para la posteridad; exceptuando a los tímidos, gente de bajo perfil y estrellas que reniegan de la fama que huyeron del fotógrafo.